Banner Top

Farmacia Homeopática Font  ·  Centro de Medicinas Naturales  ·  Adrogué · Buenos Aires · Argentina
Inicio Homeopatía Medicamentos Homeopáticos
Medicamentos Homeopáticos

Hablemos de los medicamentos Homeopáticos

Una vez que hacemos la desconcentración de la sustancia, si superamos el número de AVOGADRO, no tendría mucho sentido el seguir desconcentrando algo en lo cual no hay nada que diluir.

El motivo de porqué continuamos, es porque además de desconcentrar, dinamizamos.

En qué consiste la dinamización?

Es provocar una serie de sucusiones o agitaciones, con el objetivo siguiente:

Pensemos en estado de semi-libertad molecular de la materia.
Semi-libertad mínima en el sólido, un poco mayor en el líquido y más notoria en el estado gaseoso.

Ese estado de “semi-libertad” hace que la estructura molecular existente en la sustancia que estoy diluyendo, es la que tengo como propia, como específica.
Tendrá sus características propias de cristalización, punto de evaporación, características físico - químicas, que la definen como sustancia.

En la sucusión, la estructura molecular al chocar entre sí y con las moléculas del solvente, que en general es hidroalcoholico, liberará una energía procedente de esa estructura química y no de otra.
Eso hace que haya tantos productos; la energía liberada por la belladona será diferente al alcaloide de la nux vómica; y así con todas las sustancias.

Dinamizar: hacer que el medicamento tenga la energía que equilibrará a la energía vital del organismo.

Obtener este tipo de medicamento implica:

Métodos de Sucusuón o Dinamización

AMétodo de frascos múltiples o de Hahnemann.

BMétodo de fluxión discontinua o de Korsakow.

CMétodo de fluxión continua o de frasco único.

Los medicamentos se preparan con sustancias provenientes del reino vegetal, mineral, y animal. Además de nosodes, autonosodes, sarcodes, etc.

Las tinturas madres (reino vegetal) duran aproximadamente 3 años. Las dinamizaciones duran indefinidamente si la conservación es la adecuada.

Los glóbulos no tienen vencimiento si están bien conservados. Se hacen hoy pruebas con glóbulos de la época de Hahnemann y Hering, y funcionan.

El agua a utilizar debe ser bidestilada y obtenida en la farmacia. El estacionamiento la acidifica.

El material de vidrio debe ser sometido a una rigurosa limpieza.

Formas farmacéuticas:

  • glóbulos → sacarosa + lactosa
  • gotas → alcohol 20º
  • papeles → lactosa
  • tabletas
  • cremas
  • bebidas
  • inyectables
  • etc.

Homeopatía práctica - Botiquín

Aconitum Napellus D 12

Contra escalofríos, fiebre en fase ascendente, inflamaciones del cuello, nariz, oídos, ojos, pulmones, vejiga, riñones, producidas por enfriamientos. Inflamaciones de nervios después de corrientes de aire, y virus combinados con enfriamientos. Contra isquialgias, neuralgias y dolores nerviosos agudos en relación con enfriamientos. Intranquilidad y miedo con fuerte sensación de latidos y pulso duro, sobre todo por las noches. Contra herpes labial, herpes zóster y otros.

Apis Mellifica D6

Contra picaduras de insectos con tumefacción unida a inflamación y alergias. Inflamaciones glandulares. Inflamación de mucosas en cuello, nariz, orejas, ojos, riñones, vejiga y ovarios (zona urogenital). Urticaria, tumefacción de heridas, traumatismos craneales con edema cerebral. Tumefacciones articulares y esguinces, reúma, enfriamientos, inflamaciones vesicales y otras.

Arnica Montana D6

Contra las contusiones, heridas, hematomas, torceduras. Contra lesiones de nervios, cabeza y espalda. Debilidad cardíaca, isquemia e infarto cardíaco y cerebral (ataque apopléjico). Para las congelaciones, quemaduras, agujetas y otros estados similares.

Belladonna D6

La Belladonna es el remedio contra la fiebre, después del Aconitum, cuando los escalofríos son seguidos por ataques de sudor. para inflamaciones fuertemente enrojecidas con pulsaciones en la cabeza, cuello, nariz oídos, dientes, boca, ojos, pulmón, estómago, intestino, vejiga, riñones y región genital. Para cabeza caliente, manos frías, insolaciones, inflamación de la piel y las heridas. Para toses convulsivas y espasmos de estómago, intestinos, vesícula, riñones, vejiga, vasos. Para cólicos, tensiones musculares, problemas con los ojos y dificultades en el despertar. Para estados de semiconciencia e inconsciencia.

Berberis Vulgaris D6

Contra inflamaciones catarrales del hígado, vesícula, riñones, vejiga, matriz, vagina, nariz, senos. Contra hepatitis, catarros, rinitis alérgica, sinusitis, pólipos, cólicos, formación de piedras en el hígado, vesícula biliar, riñones y vejiga. Contra los espasmos menstruales acompañados de dolores de espalda y lumbalgias. Pólipos en la nariz, senos, vejiga, riñones y útero así como las miomas. Para molestias durante el embarazo, gota y problemas reumáticos. Contra hongos en la piel y mucosas, cándidas, eccema y psoriasis. para flujos vaginales, pielitis y cistitis.

Carbo Vegetalis D12

Mejora la respiración celular. contra la disnea y sensaciones de falta de aire provocadas por enfermedades de los pulmones, corazón y riñones, para los heridos y moribundos. Para trastornos de la circulación sanguínea, inflamaciones de las venas, heridas que no cicatrizan, extremidades y labios cianóticos. Contra los gases abdominales, hemorragias, vómitos del embarazo, náuseas, sensación de asco y otros.

Matricaria Chamomilla D12

Contra excitación nerviosa, insomnio, irritación mal humor, vómitos. Contra cólicos por meteorismo y dolores en la primera dentición. Para los trastornos del estómago e intestino de origen nervioso así como trastornos menstruales por la misma causa. Sobre excitación después de tomar café.

Lachesis Mutus D12

Contra infecciones e inflamaciones que conlleven el peligro de una infección en la sangre. Contra mordeduras de serpientes y picaduras de insectos. Inflamaciones en garganta, nariz, oídos, cuello, senos cefálicos, riñones y ovarios sobre todo si es la parte izquierda la que está más afectada. Contra la destrucción de los tejidos (necrosis), cefalalgias de la parte izquierda de la cabeza más dolorosas por las mañanas.
También sensaciones de ahogo, asma, no soportar nada alrededor del cuello, inflamaciones de los vasos, tensión nerviosa y otras.

Magnesium Phosphoricum D12

Contra dolores de estómago, intestinos, vejiga, músculos, útero y contracciones musculares de las pantorrillas así como calambres y cólicos renales y biliares, espasmos bronquiales, tos y espasmos vasculares.
También en casos de molestias hepáticas, neuralgias. Tensión muscular en cuello, espalda, depresiones y otros.

Mercurius Vivus D12

Para focos de pus y congestiones de mucosas en los oídos, nariz, senos, canal lacrimal, glándulas linfáticas, glándulas mamarias, amígdalas, pulmones, estómago e intestinos. Contra congestiones de la vesícula, hígado, páncreas, pecho, glándulas sudoríparas y sebáceas. Para ictericias, congestiones acuosas de los tejidos así como de los riñones, trompas, útero, conductos seminíferos, próstata y en general contra toda clase de congestiones glandulares. Para tendinitis, empiemas crónicos, mastitis, abscesos. Contra pus y congestiones purulentas y mucosidades de las serosas, contra las inflamaciones de pleura, peritoneo, bursitis y otras.

Sulphur D6

Contra estreñimiento, diarreas, intoxicaciones, ardor de estómago. Para combatir procesos muy asentados en oídos, nariz, garganta y senos; contra bronquitis, hemorroides, reúma, gota, insomnio y otros. Remedio reactivo contra las enfermedades crónicas. Después de terapias con antibióticos o vacunaciones es posible un primer empeoramiento. Es mucolítico contra la tos. Contra trastornos de la mucosa y flora de la piel, acné y eccemas, dolores con sensación de quemazón interior por todo el cuerpo. Contra trastornos metabólicos en general.
Cuando los medicamentos homeopáticos, bien elegidos, dejan de hacer efecto, hacer una pausa y tomar de 3 hasta 6 tomas de sulphur como intermedio.

Veratrum Album D12

Para pulso muy débil, palidez con fuerte nausea, colapso cardíaco, sudor frío, diarreas, vómitos, mareos de viaje, infecciones agudas de estómago e intestinos, para las intoxicaciones provocadas por alimentos. En estados de fuerte agotamiento provocados por la menstruación; contra asma y fuerte tos con peligro de colapso; para los estados psicóticos acompañados de fuerte intranquilidad. Contra vértigos, espasmos vasomotores e incluso angina de pecho.

La Farmacia en casa

La parte fundamental de este texto es la descripción de doce plantas, animales, minerales y metales, y la tarea que cumplen en la naturaleza. De ella se han deducido los efectos terápeuticos y las formas de aplicación para los enfermos.

Así pues, se puden tratar todas las enfermedades que en sus síntomas coincidan con la descripción del medicamento, incluso cuando la naturaleza de la enfermedad no se conozca de forma exacta. Hacer esto es muy útil, incluso antes de consultar al médico. Para que este botiquin pueda emplearse de forma racional y rápida en los casos agudos, hemos relacionado ya las enfermedades correspondientes a cada medicamento.
Además, las enfermedades se encuentran ordenadas alfabéticamente en una lista aparte, de manera que se puedan encontrar los medicamentos apropiados si se conoce el nombre. Por supuesto no debe olvidarse los cuidados y dietas necesarias para cada enfermedad. Y quede claro que si la enfermedad es seria, siempre debe consultarse al médico.

La Dosificación

De 3 a 5 veces al día para las D6 y 1 ó 2 veces al día para las D12, alejadas de las comidas. Disolver cinco glóbulos en la boca, o previamente en agua(¡no en té!) y beberla a sorbos. En casos agudos pueden darse las mismas dosis pero cada 2 horas o bien cambiar de medicamento. Los medicamentos no son peligrosos siempre y cuando no se tomen demasiado frecuentemente o durante períodos muy largos. Sólo con el Sulphur debe tenerse precaución durante enfermedades agudas, pues puede provocar una reactivación del proceso. Una toma única de estos medicamentos de manera incorrecta o accidental, por ejemplo por niños, es absolutamente inocua. Estos preparados pueden emplearse también durante el embarazo o la lactancia.

La actuación de las combinaciones de estos medicamentos se caracteriza sobre todo por ser peor que la de un medicamento solo bien elegido. Cuando no esté claro cual es el medicamento apropiado, es mejor tomar los medicamentos posibles distanciados diez minutos entre ellos. Por lo general, para enfermedades agudas bastan 1 a 5 tomas para observar los efectos. El tratamiento puede prolongarse hasta una semana en el caso de que las manifestaciones de la enfermedad sigan coincidiendo con las del medicamento.

El medicamento no se ha de tomar nunca más de una semana si no ha sido prescripto por un médico. Obsérvese también la reacción individual. Para personas muy sensibles es aconsejable distanciar las tomas.

La sustancia homeopática se ha de procurar no tocar con las manos y mantenerla alejada de perfumes, jabones, aromas, metales y medicamentos químicos como los antibióticos. Los glóbulos que hayan sido tocado por las manos no deben ser devueltos al tubo. Golpeando ligeramente el tubo por su boca, puede dosificarse perfectamente la salida de los glóbulos.
Los medicamentos homeopáticos pueden favorecer el efecto de otros fármacos y de esta manera conseguir un resultado más rápido, lo que conlleva la reducción del tiempo de la toma de estos o incluso su supresión.

Ejemplos de utilización

  • Fiebre por resfriado ocasionado por corrientes de aire: Acon.; 2 veces al día, 5 glóbulos disueltos en un poco de agua antes de las comidas y tomada a sorbos.
  • Fiebre con sudor profuso: Bell.; de 3 a 5 veces al día, 5 glóbulos tomados directamente encima de la lengua.
  • Fiebre con fuerte excitación en niños: Además de Bell.; 2 veces al día, 5 glóbulos de Cham.
  • Fiebre por panadizo o uñero en un dedo y comienzo de infección en sangre: Lach.; 2 veces al día, 5 glóbulos.
  • Fiebre debida a una intoxicación alimentaria: Sulf.; 3 veces al día, 5 glóbulos.
  • Fiebre debida a vómitos de líquido biliar: Berb.; de 3 a 5 veces al día, 5 glóbulos.
  • Con medicamentos tetradimensionales, como los homeopáticos, puede trabajarse principalmente de dos maneras:

    1 Según el principio de que “lo similar cura lo similar”. Por ejemplo, para dolores de pies con sensación de calor, se da Sulphur D6 tres veces al día hasta que las molestias hayan cesado.

    2 O por ejemplo, para una enfermedad reumática crónica se da Sulphur aunque al principio no existan las molestias típicas de éste - como son los dolores con sensación de quemazón. Se toma Sulphur D6, tres veces al día pero a lo sumo hasta que aparecen esas molestias típicas. El Sulphur activa el sistema metabólico y fuerza la eliminación de toxinas, de forma que se presenta una orina oscura, de fuerte olor. Esta forma de terapia implica tener una visión de la dinámica de las sustancias propia del Sulphur (véase su descripción).

    Quien conozca la naturaleza de las sustancias originales, podrá aplicar estos doce medicamentos más allá de lo puramente homeopática. Así es posible reconstituir un órgano: los ojos con Belladonna, para el intestino delgado con Chamomilla, etc.. En la lista de enfermedades que se citan, se ha tenido en cuenta esas posibilidades terapéuticas. Ahora bien, sólo se han descripto una docena de medicamentos en relación con las enfermedades más conocidas. Una aspiración a algo mucho más completo, no la tiene este texto.

    El efecto de un medicamento puede ser intensificado muy significativamente cuando lo aplica el médico de forma directa sobre la región del cuerpo afectada o en las correspondientes zonas y puntos en forma de inyecciones subcutáneas.